Linz: Primeras impresiones

La columna y la fuente de la plaza principal de Linz

Linz: Primeras impresiones

Salzburgo, el esquí y Schönbrunn. Para un extraño que echa una breve mirada a Austria, es fácil encontrar partes del país que mantienen una conexión con épocas pasadas, desde la vestimenta tradicional, como pantalones de cuero, hasta pintorescos locales y encantadoras iglesias.

Sin embargo, cuando te mudas a Linz, lo que inmediatamente te llama la atención es la modernidad de la ciudad y sus alrededores en la Alta Austria. El  anual Ars Electronica Festival es un escaparate de la innovación y atrae a mentes creativas de todo el mundo. El 2018 no será diferente, con el tema de este año «Error: el arte de la imperfección» que examina nuestra relación con los errores y las nuevas ideas en el arte y la tecnología. El museo de arte Lentos, ofrece a sus visitantes arte moderno y contemporáneo, con pinturas de Klimt y Schiele, entre otros nombres famosos, mientras que una animada escena musical abarca desde grupos locales de hip-hop como Texta y Hinterland (¡perfectos para aprender el dialecto austríaco!), hasta conciertos con The  National and Chvrches.

Linz no debe observarse como una ciudad futurista. Sin embargo, mudarse a la ciudad te da una sensación inmediata de energía y de progreso. Y si te apetece disfrutar de la belleza que Austria ofrece, tienes a tu alcance el Parque Nacional de Kalkalpen y el Salzkammergut. ¡Pronto verás que el país tiene mucho más que ofrecer de lo que esperabas!

Sin Comentarios

Publicar un comentario