Una mujer sola en el extranjero- Natalia realiza su sueño

Una mujer sola en el extranjero- Natalia realiza su sueño

«Debes estar dispuesto a renunciar a la vida a la que estás acostumbrado,

para obtener la vida que soñaste». – Anónimo

Natalia ha aceptado una interesante oferta de empleo en una gran compañía en el extranjero. Esto supone para ella un paso gigante en su carrera, pero también un desafío al que ella quiere enfrentarse a toda costa, pues desde hace mucho tiempo ha soñado con un empleo como coordinadora de proyectos de ingeniería.

Después del shock tras contárselo a sus padres y hermanos, elaboró un plan meticulosamente para que ningún imprevisto trunque sus planes. No obstante hay muchas cosas que desconoce de su país de destino. Muchas dudas la acometen y también un poquito de miedo.

Por suerte, la empresa que la ha contratado le ha facilitado la mudanza contratando un servicio de relocation. Tras devolver el formulario con sus preferencias de vivienda y presupuesto que su asesora de Relocation le ha enviado, ésta ha buscado para Natalia una selección de apartamentos que cubren sus necesidades y deseos, tales como que esté en el centro y que cuente con una soleada terraza.

En un par de días, Natalia viajará a su nuevo destino para conocer a su empresa y a su jefe personalmente y también para visitar los  apartamentos que la asesora ha seleccionado para ella. Un plan de visitas ha sido concertado, así como un recorrido de orientación en la nueva ciudad. Natalia se siente relajada y consciente, de que todo está controlado.

Los dos días que dura su visita pasan en un vuelo. El jefe del departamento de recursos humanos muestra la Empresa a Natalia y le presenta a sus nuevos compañeros, que resultan todos ser de diferentes nacionalidades. Natalia se alegra en secreto de haber pasado un año en Irlanda, ya que su inglés es ahora fluido y su vocabulario bastante extenso.

Tras las visitas de los apartamentos se decide por uno situado en una calle adyacente a la avenida principal. Es un piso luminoso y encantador, recién renovado, con una cocina abierta y una soleada terraza con una gran puerta de cristal corredera. Natalia ya está deseando con ir a vivir allí y sonríe al verse ve cocinando descalza en un día soleado o leyendo un libro en la soleada terraza.

La consultora le comunica que en los próximos días le enviará el contrato de alquiler, incluyendo una traducción de este en su idioma natal para su mejor comprensión. También coordinará los pagos del deposito y de la provisión del agente inmobiliario. Natalia sólo tiene que empaquetar sus cosas y tenerlas preparadas para que el transportista las recoja en la fecha acordada.

Dos semanas más tarde, Natalia organiza una pequeña fiesta para despedirse de familiares y amigos. Muchas risas y muchas lágrimas mezcladas con abrazos y promesas de hablar por lo menos una vez a la semana por Skype se reparten durante toda la velada. Natalia se siente desbordada entre el sentimiento de dejar atrás sus seres queridos y el de embarcar hacia una nueva vida que le hará crecer en su carrera y le permitirá dedicarse por entero a lo que más le apasiona.

Al día siguiente de su llegada, la consultora recoge a Natalia en su hotel y ambas van al apartamento donde tiene lugar la entrega de llaves. La consultora hace un protocolo sobre el estado de la vivienda que ambas partes deberán firmar y al que también se incluirán fotos de esta.

Acto seguido, la consultora hace el registro de Natalia en el ayuntamiento y solicita contratos de suministros e internet y un seguro de hogar para el apartamento, mientras Natalia aprovecha este tiempo para dar un paseo por su nueva ciudad.

Tres días más tarde llega el transporte con los muebles y los objetos personales de Natalia y al cabo de una semana todo está en su lugar y Natalia completamente instalada. El lunes siguiente comienza para Natalia su nuevo empleo, donde puede concentrarse de lleno y sin preocupaciones.

En un par de meses, Natalia deberá registrarse en la oficina de registro para ciudadanos europeos. Eso no le preocupa porque su consultora le avisará con suficiente tiempo para que prepare los documentos necesarios y realizar juntas la gestión

La consultora también ha provisto a Natalia de un paquete con numerosa información sobre la ciudad en general, sobre actividades de deporte, cultura y entretenimiento para el tiempo libre y sobre varios grupos de intereses comunes y de otros expats. Natalia no hubiera conseguido todo esto en tan corto espacio de tiempo y aprecia mucho, que su empresa la haya apoyado con este servicio de Relocation, que ha sido un valioso soporte en el proceso de su mudanza.

» Los nuevos caminos emergen mientras los recorremos» – Friedrich Nietzsche

¿Desea saber más sobre servicios de reubicación?

Estaremos encantados de informarle en: office@sistarelocation.com

Sin Comentarios

Publicar un comentario